Carné de Estudiante Internacional

Los planes más locos para las tardes de verano

Por fin, estamos en el tan ansiado verano, meses y meses esperando esta época de calorcillo, ponernos morenos al sol, terraceo, playas, viajes y cualquier plan que implique pantalón corto y chanclas, pero seamos honestos, el verano solo son dos días, y por lo menos a mi, no me rinden como quisiera. Y sigamos siendo honestos un ratito más, tampoco es que vamos a estar tres meses en la Costa Brava, en bikini, bañador o con una caña en la mano 24/7. A ver, que sería idílico, y es mi mayor deseo, pero aterricemos… que, de todo el veranito, solo nos vamos unos pocos días a liarla por ahí.

Aparte de esos días de escapada que son justos y más que necesarios, el resto del tiempo estamos abrasados, los que tienen suerte de una segunda residencia, pues allá van, otros tienen su familia en el pueblo, que también está super guay quedar otra vez con la peña y gozar de las fiestas (nada como la vida antes del virus), los abuelos y viejos amigos, pero aparte de esto a menos que te toque el Euromillón, tienes que arroparte hasta donde te llegue la manta.

Pero no te preocupes, si no tienes una abuela reina de Genovia o un padre mago, exalumno de Hogwarts, estamos en el mismo barco y te traigo algunas ideas para entretenerte un finde o una tarde random de verano cuando ya has agotado tus quince días de vacaciones, o mientras esperas a que lleguen esos días de gloria.

Barbacoa, piscina y amigos

Siempre hay alguien que tiene una casa con piscina, de no ser así, existe ese alguien que conoce a alguien. Saca ventaja de tus amigos, en el buen sentido, y móntate un fiestón covid free. Las mejores risas y los recuerdos más valiosos surgen de una barbacoa poco planificada. Por lo tanto, pilla tu agenda y a comprometer a media peña.

¿A que mola una peli desde el coche?

Otro plan es el autocine. Que si estás en Madrid, ¡la ciudad promete eh! Solo o con amigos, da igual, vete a ver esa peli… eso sí, comprueba las temperaturas y no vayas a ponerte muy moderno; ve a una hora prudente, capaz que vas con suerte y te toca ver una o dos estrellas.

Un poco de “Omm” también nos viene bien

Si te quedas solo, porque los demás están dándose la buena lujosa vida, que no te dé envidia, tienes un alma que regar. Cógete un tapete o lo que sea similar y corre a un parque, hacer yoga bajo una sombrita tampoco viene mal. Inhala amor y exhala calor; no tienes que ser un instructor certificado, basta con dominar el arte de respirar y tener un móvil con espacio para descargar una app. No es broma, es un plan que mola.

¡Vámonos de ruta a la sierra!

¿Una escapada? ¿Por qué no? Donde sea que vivas, existen las afueras o alguna sierra con pueblitos encantadores para conocer y donde hacerte fotos a lo fashion Blogger para el postureo en Insta. En coche todo es más fácil, sino Google Maps y la Renfe te llevan y casi siempre están a no más de una hora de distancia. Un finde sin planes, hazte una rutita por ahí, dos bocatas de jamón, una botella de agua por eso del calor y listo. Si eres de los agraciados y tu presupuesto te deja, ¡pues olé! Haces noche por ahí. Busca otro ser que tampoco tenga plan, siempre hay alguien divagando, y haced historia de un finde. Si tienes pareja, con un plan así, de la nada, te digo que vas a sumar puntos a tu ser.

Que hay un motón de planes, sigue leyendo, alguno te va a convencer

Otra opción de plan, que no suelo recomendar, pero soy muy fan es lo de procrastinar. A ver que, si tienes cita en el dentista, son escasas, no la dejes pasar; pero que es verano, el piso lo puedes limpiar mañana. Pídete algo a domicilio y nada mejor que Disney + and chill.

Algo más que puedes hacer es una investigación en internet y pilla algún festival de música que te guste, a lo mejor no vas flipar tanto como con en el Mad Cool, pero lo vas a pasar guay en un ambiente relajado, lleno de buenas vibras y desconexión. Te recomiendo indagar en cuentas de Instagram, siempre están al corriente de todo y te ahorran horas de búsqueda, algunas hasta te dejan los enlaces en la bio.

Éstas solo son algunas ideas para pasar los ratos libres, pero los planes locos y más creativos están en tu cabeza, ¡Ánimo! A usar el lado derecho del cerebro, tienes la capacidad para programar tu verano y que este no se te pase sin más. Ya tuvimos suficiente con lo que fue el pasado, este merece ser exprimido, hagamos que el otoño valga la pena, al haber vivido un maravilloso verano.

¿Quieres recibir más contenido como este?

Descuentos para Estudiantes con tu Carné ISIC