International Student Identity Card

Tips para encontrar el piso ideal y no morir en el intento

Te vas a otra ciudad, conocerás a un montón de gente nueva, vivirás miles de experiencias… Todos tus planes parecen fáciles y maravillosos hasta que llega el momento de encontrar piso. Cuando buscas piso por primera vez y no tienes del todo claro lo que estás buscando, puedes llegar a encontrarte con un verdadero quebradero de cabeza: vivienda en malas condiciones, altos precios, lejanas a los lugares que vas a frecuentar… En ISIC sabemos que encontrar piso puede convertirse en un proceso muy pero que muy estresante, por eso te damos los mejores consejos para que no se convierta en un infierno y empieces a disfrutar desde el minuto uno.

1. Conoce tus necesidades

Lo primero que debes hacer es reflexionar y ser consciente de tus verdaderas necesidades y de cuál es la utilidad que le darás al piso. Pregúntate qué buscas, si prefieres un apartamento, una habitación en piso compartido, un estudio… pregúntate si prefieres priorizar zona o espacio, cuántas habitaciones necesitas, baños , el tiempo que pasas en casa, si tiene parking, ascensor, qué servicios necesitas tener cerca… Debes conseguir establecer un orden de prioridades, esto te facilitará la búsqueda y te permitirá ahorrar mucho tiempo. No creas que estás perdiendo el tiempo al reflexionar pues de ello depende que encuentres el tipo de vivienda perfecta para ti.

2. Valora tu presupuesto

Ir a vivir fuera de casa supone una inversión importante a la que, con un poco de planificación, se le puede sacar el mejor partido. Al principio es lógico que tus familiares te ayuden a la hora de pagar el alquiler, pero, si no es ahora, llegará un momento en el que seas tú el que tendrás que hacer frente a todos estos gastos. Si es así, existe una regla básica que dice que tu alquiler no debe ser mayor del 35% de tus ingresos netos. Deberías establecer un presupuesto que presente tus posibilidades reales y comprobar cuál es el estado de tus finanzas. Es muy importante saber con qué cantidad contamos para poder hacer frente al gasto que conlleva un alquiler.

Quizá hasta ahora no ha formado parte de tus preocupaciones, pero tal vez ha llegado el momento de asegurarte de que tu cuenta del banco y tú reméis en la misma dirección. Tienes que tener una cuenta para ti , adaptada a tus necesidades como joven o estudiante, con la que no tengas que pagar comisiones y que te permita que todo sea más fácil. Una opción que puedes barajar es la Cuenta Online para Jóvenes que te ofrece BBVA y con la que además tendrás un año gratis de tu Carné ISIC para que puedas disfrutar de descuentos y ventajas. Recuerda que no solo se trata del dinero del que dispones ahora mismo, sino también de tus ingresos y ahorros para futuro.

3. Infórmate sobre los precios medios en esa ciudad

Estar bien informado es fundamental a la hora de encontrar piso. Puede que lo que en un principio te parezca un precio común en realidad sea caro o por el contrario excesivamente barato (algo que no siempre tiene porque ser bueno). Investiga sobre las distintas zonas, cuál es el precio medio de cada una de ellas en función de las condiciones de cada vivienda y los servicios que ofrece.

4. Decide la zona

La localización de tu vivienda será clave, influirá en tu día a día. Tienes que analizar el ambiente, el transporte, la cercanía con los lugares que frecuentarás, los servicios que ofrece esa zona, si hay espacios verdes, supermercados, farmacias, lugares de ocio… Lo ideal es que tu vivienda te facilite la vida lo máximo posible. Normalmente lo que queremos es no tener que desplazarnos demasiado o ni echar un largo rato de trayecto, por eso es aconsejable que busques algo que este cerca de tu universidad. Sin embargo, no siempre es posible estar todo lo cerca que desearíamos, por lo que hay que tener en cuenta la red de transportes (metro, bus, taxi) y ver cómo de bien está comunicada esa zona con los lugares que frecuentas. Puede ocurrir que vivas lejos pero que en transporte público únicamente emplees veinte minutos diarios para ir a la universidad y eso tampoco está nada mal, sobretodo si vives en una ciudad grande.

5. Déjate ayudar por plataformas especializadas

Tranquilo, a todos nos pasa: abres el ordenador, empiezas a buscar pisos en base a tus necesidades, navegas, te pierdes entre unos y otros, no encuentras nada que te convenza y al final terminas el día frustrado. No es que tengas mala suerte, ocurre en todas las ciudades del país, lo bueno es que si te dejas ayudar y sabes dónde buscar, todo esto será mucho más fácil. Aplicaciones como Idealista, Fotocasa, pisos.com, Spotahome, MadridEasy… cuentan con unos filtros que te ayudarán a buscar algo realmente a tu medida. El proceso será más rápido si te dejas aconsejar.

6. Compara precios

Siendo fiel a tus necesidades, es probable que los pisos que te hayan llamado la atención tengan unas características muy similares en cuanto a tamaño, calidad y localización. Observa cuáles son los precios establecidos para cada uno de ellos y asegúrate de que oscilan en un mismo rango, Así estarás seguro de que no vas a pagar un precio desorbitado por la vivienda que elijas.

7. Conoce personalmente el inmueble

No puedes tomar una decisión sin conocer el piso en persona. Las fotos que ves en los anuncios pueden llegar a confundirte y que el piso parezca más amplio de lo que es, tenga una distribución que no es la que imaginas, que sea más o menos luminoso de lo que esperabas, o puede incluso que no se encuentre en el mismo estado en el que estaba cuando le sacaron las fotos que has visto… Son aspectos que no comprobarás hasta que no estes allí dentro. Es entonces cuando podrás saber si realmente ese es el piso ideal para ti.

8. Infórmate sobre las ayudas y sobre tus derechos

Ten en cuenta que prácticamente en todas las comunidades autónomas existen ayudas al alquiler de la vivienda. No dudes en buscar esta información y hacer que juegue a tu favor. Además también deberías interesarte por conocer cuáles son los derechos de los inquilinos, por si te surgiese algún problema durante los meses de alquiler. Es importante que te documentes sobre ello, como ya sabes “la información es poder”.

9. Lee bien el contrato

Sí, a todos nos resulta aburrido tener que leer ese montón de papeles… pero es algo que debes hacer, al fin y al cabo tú eres el principal interesado en conocer todas las condiciones del contrato que estás firmando. Seguro que ya te lo han dicho en muchas ocasiones pero por si acaso te lo recordamos: ¡Nunca firmes nada que no hayas leído al detalle!

Llegados a este punto ya sabes todo lo que tienes que tener en cuenta para encontrar tu piso ideal, ahora solo queda que te pongas manos a la obra. Seguro que siguiendo estos tips consigues hacerlo fácil. En ISIC queremos seguir dándote los mejores consejos para que tu etapa de estudiante tenga cada vez menos preocupaciones. ¿Listo para aplicarlos?

Deja tu comentario