Carné de Estudiante Internacional

¿Sabes cuáles son las mejores playas de Europa?

Nos encanta la playa, nos encanta el sol, el agua, la arena, la compañía… Y es que el verano no es tan verano si no pisamos la playa. Todos hemos oído hablar de las maravillosas playas del Caribe, pero ¿qué hay de las playas de Europa?

Arenas suaves, aguas turquesas, acantilados, playas volcánicas, rodeadas de vegetación… hay playas paradisiacas para todos los gustos. Hacer una lista con las mejores playas de Europa no es una tarea fácil. Desde el Carné de Estudiante Internacional te contamos cómo son algunas de las mejores y más bellas playas de Europa.

Sarakiniko. Isla de Milo (Grecia)

Aunque Milos no es la más visitada de las islas griegas no tiene mucho que envidiar a las más populares como Mykonos o Santorini. Esta isla se caracteriza por su tranquilidad, su menor cantidad de turistas y sus encantos por descubrir.

¿Alguna vez has soñado con viajar a la luna? Sarakiniko es la playa más popular de la isla y como muchos la definen: es el paisaje lunar de Grecia que contrasta con el espectacular azul del mar Egeo. Está considerada una de las playas más bellas del mundo gracias a sus aguas turquesa, sus paisajes lunares y sus rocas compuestas por cenizas volcánicas. Cuenta con acantilados desde los que es increíble apreciar el paisaje o desde los que, si te atreves, puedes saltar al mar.

Es una playa ideal para tus fotografías, el viento y las olas han ido erosionando las rocas con el paso del tiempo hasta formar este paisaje tan singular, pero no solo las rocas son soprendentes. La bahía de Sarakiniko lleva el nombre de los piratas sarracenos que en el pasado la usaban como guarida, allí encontrarás los restos de un naufragio, un famoso barco ya oxidado que gracias al paso del tiempo está cada vez más hundido.

Puede que aunque no hayas estado allí ya la hayas visto. Esta playa ha sido escenario de innumerables sesiones fotográficas de moda. No te pierdas la puesta de sol o cómo se ve de noche cuando hay luna llena. Verás un efecto increíble.

Playa La Pelosa, Stintino, Cerdeña (Italia)

Seguro que has oido hablar de la belleza de las playas de Cerdeña. Stintino es una de las ciudades costeras más hermosas y La Pelosa es su playa más popular. Con unas vistas espectaculares, su arena blanca y suave y sus inabarcables aguas del Mediterráneo, esta playa es un paraíso al alcance de todos los bolsillos.

Se trata de una playa parcialmente oculta por unas dunas de arena, que están custodiadas por setos de exuberante vegetación y flora. Para los frioleros es ideal bañarse en esas aguas poco profundas y cristalinas. Las mismas, en poco espacio, crean una gama de colores bella y sorprendente: con algunas zonas de azul turquesa al estilo caribe combinadas con partes de azul fuerte o verdoso. Esto la hace merecedora de llamarse la mejor playa de Cerdeña.

A parte del magnetismo que provoca su playa en todo aquel que la visita, otro de sus reclamos es la torre aragonesa que hay a la altura de Capo Falcone y que se recorta sobre el horizonte. Se trata de una construcción defensiva que servía para vigilar el tráfico marino en esta zona del Mare Nostrum. Atrae la mirada de todo el mundo, te aseguramos que no podrás dejar de mirarla.

Palombaggia, Córcega (Francia)

La mayoría de los turistas que visitan esta playa lo hacen con el objetivo de comprobar si es cierto que posee una belleza inigualable. Es una de las playas más populares y con solo poner un pie en la arena vas a entender por qué.

El mayor encanto de Palombaggia reside en sus matices. Si la observas durante varias horas verás como sus colores van cambiando con la luz, pasando del azul al verde e incluso llegando a tener un tono rosa. Pero no solo se trata de colores sino también de aromas. Mientras paseas por la arena notarás un olor intenso a salitre, sin embargo tardarás poco en notar el olor suave y fresco de los pinos centenarios que dan sombra a la playa.

Su agua es tan cristalina que no vas a poder resistirte a darte un chapuzón. Es ideal para hacer actividades como el snorquel. Además depende de la hora y la temporada, aparecen rocas en el mar que se prestan ser exploradas.

Cala Macarella y Macarelleta, Islas Baleares (España)

Están consideradas como las playas más bonitas de la zona y son un buen ejemplo de las calas vírgenes del sur de Menorca. Sus aguas claras están enmarcadas por acantilados cubiertos de pinos que parece que estén a punto de caer al mar. Esto hace que solo se pueda llegar a estas calas por mar o a pie.

Cala Macarella es la más masificada de Menorca en Verano, algo lógico teniendo en cuenta que todo el mundo quiere fotografiarse allí. Cuenta con una arena blanca y aguas de azul turquesa que están protegidas por unas paredes verticales de roca caliza de hasta treinta metros de altura.

Cala Macarelleta es su hermana pequeña y es sencillo legar a ella desde Macarella gracias unas escaleras y un camino a la derecha excavado en la roca.

Ambas son de formación arenosa con un buen sistema lunar, apenas están urbanizadas y bañarse en sus aguas cristalinas de color turquesa es una verdadera maravilla. Son un lugar ideal para disfrutar de un día de playa pero también para tener las mejores fotografías de Instagram. Además gracias a la tranquilidad, transparencia y belleza de sus aguas puedes ver la gran fauna del lugar haciendo submarinismo, kayac o Standup.

Playa de Benagil (Portugal)

Benagil ha sido durante mucho tiempo uno de los pueblos favoritos para los residentes locales que buscan disfrutar del verano en la playa o explorando formaciones rocosas. Se trata de un pequeño pueblo de pescadores en la costa sur del Algarve.

¿Sabes cuál es su mayor reclamo? Su increíble cueva hecha por el mar. Es uno de los hitos más impresionantes y famosos de Portugal. Tiene una gruta con un agujero en el techo que se conoce como “el ojo”. Este ilumina las arenas doradas y las aguas turquesas con la luz del sol mientras permite ver el cielo azul.

Puedes admirar las formaciones rocosas desde arriba y el resto de la playa a pie, pero solo se puede acceder al interior de la cueva por el mar. Llegar a ella cada vez es más fácil gracias a su popularidad y al aumento de paseos en barco, kayac o paddleboard. No te recomendamos nadar en sus alrededores pues las corrientes pueden llegar a ser muy fuertes y las mareas cambian rápido, por eso lo mejor es ir en barco.

El mejor momento para visitar la cueva es a media mañana o al final de la tarde. La paz que se respira en su interior hace que sientas que estás en un lugar especial. Además la oportunidad de bañarte en una playa cubierta y escondida te da magia. Es por ello que es considerada una de las mejores playas de Europa.

Playa Stiniva (Croacia)

Esta playa situada en la parte sur de la Isla Vis, es uno de esos lugares que enamoran. De hecho, para algunos es considerada la mejor playa de Croacia. Antes únicamente era visitada por los habitantes de poblaciones cercanas. Sin embargo, cada vez más es un reclamo para miles de viajeros que acuden a este pequeño lugar.

¿Sabes por qué se considera una de las mejores playas de Europa? Si bien es cierto que solo cuenta con 35 metros de longitud, la playa de Stiniva tiene un encanto que muy pocas pueden imitar. Se trata de un lugar muy tranquilo al que se hace difícil llegar por tierra. La mejor opción para llegar es en barco o kayak. Allí te encontrarás aislado y tranquilo ya que está situado entre acantilados de piedra altos que aportan sombra en determinadas zonas y que otorgan una protección contra el viento. Las curiosas formas de las rocas crean un embudo natural haciendo que esta playa sea especial y creando un paisaje espectacular que no te cansarás de admirar.

Playa de Ölüdeniz (Turquía)

Ölüdeniz, pueblo y destino de la Costa Turquesa, es famoso por su pintoresca Laguna Azul. Esta ha ido ganando popularidad gracias a su perfecta quietud incluso cuando hay tormentas. El nombre de esta playa significa “mar muerto” en turco y en ella descubrirás calmadas aguas y un magnífico entorno en una reserva natural nacional. Los paseos por esta playa son una experiencia única con vistas al Mar Mediterráneo y al Egeo. Ofrece el entorno ideal para nadar, tomar el sol en una tumbona, bucear en las cuevas subterráneas o practicar parapente desde los picos cercanos.

 

¿Cuál de todas estas playas te ha enamorado más? Sabemos que te han entrado ganas de pisarlas todas y comprobar si todo lo que te contamos es cierto y estas forman parte de las mejores playas de Europa. Con tu Carné de Estudiante Internacional cuentas con un montón de descuentos para que tus viajes sean más baratos. ¡No te quedes con las ganas de visitarlas!

¿Quieres recibir más contenido como este?

Descuentos para Estudiantes con tu Carné ISIC