International Student Identity Card
Gastos extranjero

¿Qué gastos fijos voy a tener si pienso estudiar en el extranjero?

El sueño de vivir en el extranjero, de conocer una nueva cultura, nuevos ambientes y nuevas personas… ¿Cuántos de nosotros no hemos tenido esa idea desde pequeños? Y mejor si estamos estudiando la carrera profesional que soñamos, en la universidad que siempre hemos querido y que tanto hemos investigado, evaluado y repensado.

Pero para que estudiar en el extranjero se haga realidad, no solo se trata de comprar el billete de avión, es muy importante ser realistas y tener en cuenta que vamos a vivir fuera de nuestro hogar, por lo que tendremos que asumir gastos que antes no teníamos contemplados en nuestro día a día.

PRESUPUESTO

Lo primero es tener claro que hay que contar con cierta cantidad de dinero para poder realizar tu viaje de estudios y no morir en el intento. Esto es importante porque de esa suma dependerá tu experiencia de vida en el extranjero, el tipo de comodidades que tendrías, así como los siguientes pasos a dar.

Hazte varias preguntas importantes. ¿Con cuánto dinero cuentas en este momento? ¿Cuánta pasta tienes ahorrada? ¿Cuánto dinero tienes proyectado conseguir desde hoy hasta el momento del viaje? ¿Qué cantidad de ayuda económica podrías recibir por parte de tu familia o de tu trabajo? Toda esta cantidad sumada formará tu presupuesto actual, en base al que hay que construir el proyecto de viaje.

Sin embargo, en este proceso de planificación surgirán nuevas necesidades, que, de salirse de tu presupuesto, requerirán de la búsqueda de recursos externos por tu parte; por tanto, mientras antes sepas tu realidad, mejor.

Te recomendamos colocar tu música favorita y sentarte frente a tu ordenador con tus cuentas de banco abiertas para ir analizando. Si no tienes una cuenta de banco, es muy recomendable que abras una. Si tienes menos de 30 años hay opciones interesantes libres de comisiones y que te ofrecen ventajas adicionales, como por ejemplo esta cuenta online para jóvenes. Si eres mayor de 30 años igual hay muchas cuentas que te pueden servir para preparar los ahorros de ese viaje.

DOCUMENTACIÓN

Hay que ser claros: siempre se necesita dinero para gestionar los documentos necesarios para entrar a la universidad o para vivir legalmente en el país que deseas. Es importante que investigues bien todos los requisitos que pide la universidad donde quieres ir o la carrera que vas a estudiar.

Debes saber, por ejemplo, si hay que hacer algún examen (para inscribirte y estudiar con tiempo), homologar o transcribir algún título de bachillerato o expediente, y TODO eso conlleva tiempo y dinero. Por tanto, son gastos imprescindibles para tomar en cuenta dentro de tu proyecto de preparación de estudios en el extranjero.

GASTOS FIJOS

Quizá ya lo sabes, pero te lo recordamos, los gastos fijos son aquellos pagos de bienes y servicios que debes abonar obligatoriamente mes tras mes. Muchos de estos son gastos importantes para poder subsistir, tales como comida, techo, luz, agua, etc. Otros, no tanto- como por ejemplo teléfono o gimnasio-, pero que son importantes y hay que pagarlos porque te facilitan la vida o porque requieren que firmes un contrato de servicios, por tanto, sí, deben estar considerados obligatoriamente para tu presupuesto.

A continuación te compartimos los gastos fijos más comunes que tendrías como estudiante que vive en el extranjero. Este listado puede ser más largo o corto, pero te colocaremos solo los primordiales. Así que toma nota y empieza a ahorrar desde ya.

Piso

Primero lo primero, donde vayas a vivir es lo básico. Todos los meses, el gasto de tu piso será el primer pago que harás sin mirar a otro lado, pues lo más importantes es tener techo, ¿a que sí? Busca bien las zonas más cercanas a los lugares que te interesan en tu nuevo país de residencia. A ver, ¿te interesa cerca de la universidad? ¿del metro o bus? ¿del centro de la ciudad? ¿en las afueras? Dependiendo de la localización de la vivienda, así mismo será el precio. Lo bueno es que ahora con herramientas como Google Maps puedes conocer toda la ciudad sin siquiera haber ido nunca, lo cual es súper guay.

Es también importante que analices si puedes pagar un espacio privado como un estudio de una sola habitación o si no te importa rentar una habitación en un piso donde vivan otras personas. Muchas universidades también tienen edificios de habitaciones para sus estudiantes dentro del campus, lo cual tiene bastantes ventajas. Igualmente puedes considerar las residencias estudiantiles, lugares independientes preparados perfectamente para estudiantes jóvenes, en donde tienes tu habitación para ti, así como todos los servicios necesarios para vivir cómodamente mientras estudias.

Servicios

¿Qué queremos decir con el pago de los servicios? Aquí nos referimos a los contratos imprescindibles que tiene todo piso: agua, luz, gas, wifi, entre otros. La mayoría de veces, al buscar en donde vivir te dicen el monto mensual y aparte la cantidad de aporte para los servicios. Así que cuando veas el precio de un piso o habitación, asegúrate de saber si tiene o no el precio de los servicios incluido, pues son facturas mensuales que se pagan en cantidades iguales entre todos los que viven juntos.

Alimentación

Tu dieta es parte importante de tu vida de estudiante. Debes pensar si harás la compra del supermercado de manera individual o colectiva, y cada qué tiempo: semanal, quincenal o mensual, así te puedes organizar mejor. Generalmente como estudiante extranjero no sueles tener coche, por lo que dependerías de transporte público para comprar. Esto es importante porque afecta en la cantidad de comida que puedes llevar contigo.

Muchos estudiantes optan por comprar semanalmente en las tiendas cerca de casa para solo caminar, lo cual es buena opción también (aporta al medio ambiente y haces ejercicio). En  las residencias de estudiantes suele haber cocina y comedor en el que se sirven desayunos, comidas y cenas, lo cual es muy ventajoso. También tú mismo puedes prepararte lo que quieras allí.

Alimentacion estudios extranjero

Transporte

Este punto es crucial porque, a menos que vivas al lado o dentro de la universidad, la facilidad de moverte es algo que necesitas diariamente. Investiga cómo es el tema del transporte en el país o ciudad que quieres, cuánto cuesta, si tienen tarjetas de transporte mensuales o qué metodología. Generalmente las ciudades tienen tarifas especiales para estudiantes o para jóvenes, así que debes investigar bien para que aproveches. Una vez tengas ese coste fijo, recomendamos sumarle un porcentaje más para esas ocasiones en que te muevas por las afueras y agrégalo a los gastos en tu presupuesto mensual.

Recursos para estudio

Nos referimos con esto a todo lo que necesitas tener a mano para estudiar. Por ejemplo, un buen ordenador, ciertos libros, móviles o tabletas especiales, cámaras fotográficas, programas o softwares específicos (se pagan mensuales o anuales) etc. Estos no son gastos fijos necesariamente, pero dependiendo el tipo de recurso o aparato, sí podrían serlos, y más si los pagas a plazo o con financiación. Así que investiga bien los precios de los modelos que necesitas para añadirlo a tu presupuesto.

Teniendo en cuenta estos temas, así como los principales gastos fijos que tendrías que asumir al estudiar en el extranjero, puedes iniciar tu preparación para tu viaje de ensueño. Recuerda también que puedes aprovechar al máximo tu experiencia estudiantil con tu Carné de Estudiante Internacional ISIC, para que puedas hacer compras y viajes con descuentos, así como entrar a museos gratis y lo más importante, estar debidamente acreditado.

 

¿Qué otros gastos entiendes que hay que tomar en cuenta? ¿Has tenido experiencia ya estudiando en el extranjero? Te leemos 😉

 

Créditos de imágenes: Unsplash

Deja tu comentario