International Student Identity Card

¿Qué factores debo tener en cuenta si quiero independizarme?

En algún momento de nuestras vidas se nos ha metido el gusanillo de la curiosidad con todo el tema de ser independientes: viajar y mudarnos a otra ciudad o país para estar solos, con nuestros amigos o pareja, estudiar lo que queremos y finalmente construir una vida en la que seamos 100% responsables de todo, absolutamente todo.

Pero el independizarnos significa que hay cosas de nuestra vida que van a cambiar drásticamente, para bien o para mal, y debemos estar dispuestos a asumirlas con entusiasmo. Por tanto, te compartimos algunos factores a tener en cuenta si quieres independizarte para que te vaya bien, o para no sufrir tanto, al menos al inicio.

Aprende a pedir ayuda

Primero lo primero, repite conmigo varias veces: No lo sé TODO. Muchas veces nos queremos comer el mundo y creemos que todo lo sabemos, pero no. NO lo sabemos todo, y nos podríamos evitar muchos dolores de cabeza si aprendemos a pedir ayuda, especialmente a las personas que saben de ciertas cosas porque ya han vivido esa experiencia antes. Sí, es hora de dejar el orgullo y llamar a tu abuelita, a tu tío, prima o hermano mayor y preguntarles todo antes de mudarte de casa.

Ahorra y estabiliza tu economía

Este es uno de los primeros factores a considerar, porque va a determinar el inicio de tu proyecto de independencia. Y es que, por más que estés currando será muy difícil administrarte bien solo con la cantidad que ganas mensualmente y sin ahorros que te permitan salir a flote ante cualquier emergencia. Imagínate que pase algo fuera de tu control o planificación (como siempre ocurre), ¿vas a estar pidiendo dinero a tus padres como si vivieras aún con ellos? No, si tomas la decisión de emanciparte hay que asumir todo lo que viene con ello.

Por eso te recomendamos abrir una cuenta de ahorros en cuanto puedas y así vas completando poco a poco un fondo que te ayude no solo durante el primer año, sino, siempre. Por ejemplo, si depositas mensualmente el 20% de tu sueldo, verás la diferencia y la tranquilidad que eso brindará a tu vida.

Maneja el arte de la negociación

Ya sea que quieras vivir solo o quieras emprender cualquier proyecto vas a tener que negociar ciertas cosas, porque no todo estará en la medida de tus posibilidades ni en la palma de tu mano. Piensa en todo el lío que involucra contratar un servicio, hablar con tu supervisor en el trabajo, ponerte de acuerdo con tus compañeros de piso o con tus vecinos etc. Para que la vida fluya en armonía es bueno tener en cuenta desde un principio que las negociaciones exitosas se basan en que todas las partes se beneficien, no solo nosotros.

¿Prefieres alquilar o comprar?

Si eres una persona a la que le gusta viajar constantemente es muy probable que esta pregunta no se te pase aún por la cabeza. Sin embargo, cuando nos independizamos siempre hay que pensar a corto y largo plazo de modo que nos convenga. Pregúntate, ¿mejor pago mensualmente por una habitación o mejor alquilo un piso pequeño tipo estudio o mejor compro algo según mis posibilidades y voy pagando poco a poco al banco sabiendo que ese piso finalmente será mío? Vaya cantidad de cosas ¿a que sí? Es que tener claro cómo adquiriremos nuestra vivienda es importante.

Vivir solo o compartir

Esta cuestión es una de las más importantes porque es crucial para nuestra paz mental. Somos seres humanos y como tales nos hace falta vivir en sociedad. Sin embargo, a muchos nos gusta un espacio solo para nosotros y no tener que compartir con otros compañeros o pareja, por ahora. A otros, aunque queramos nuestro propio espacio, en este momento no podemos porque no tenemos ni un duro.

Sea cual sea el caso, es importante saber que, si compartimos vivienda, debemos ser tolerantes con las demás personas (pues nadie es igual a nosotros), aprender a compartir ciertas cosas (sí, la salsa de tomate y a veces hasta el shampoo), ser flexibles y ser pacientes (respirar 10 veces o meditar antes de matar a alguien) entre otras cosas. ¿Estás dispuesto? Pensarlo bien, porque no es NADA fácil, pero también es muy gratificante y más divertido.

Investiga bien las informaciones

¡Tienes todo fácil! Hay muchas opciones hoy día para poder encontrar un lugar para vivir, especialmente si eres estudiante extranjero: herramientas, aplicaciones, empresas y páginas web que te orientarán de principio a fin para que tomes la mejor decisión de alojamiento para vivir según tus posibilidades. Pero antes de usarlas, lo primero es estar claro de 1) cuál es tu presupuesto de vivienda y tipo de vivienda preferida, 2) zona que prefieres para vivir (considera temas de transporte, servicios cercanos, entretenimiento) y 3) si prefieres vivir solo o acompañado (hay Apps que hasta te ayudan a encontrar compañeros de piso).

¿Y qué de mi trabajo?

A la hora de independizarte, es fundamental que tengas un trabajo que te sustente económicamente para poder pagar todas las facturas y ahorrar. No importa que aún seas estudiante, el trabajo lo debes equilibrar con tus horas de estudio. Esto, más que un  problema, resulta una ventaja, pues vas practicando la habilidad de organización y al mismo tiempo puedes aplicar en tu lugar de trabajo todos los conocimientos que vas aprendiendo en tus clases.

Esto del curro es interesante porque, en caso de que puedas trabajar remoto, sería mucho más fácil tu proceso de mudanza. Si es así y trabajas a través de internet lo ideal es que te asegures de tener excelente conexión a la red siempre, así como un espacio de trabajo adecuado en tu futura habitación o piso. Por tanto tendrás que tener este factor en cuenta a la hora de seleccionar el lugar dónde vivir.

 

Si te respondes a ti mismo a estas primeras cuestiones o al menos tratas de buscarles respuesta, podrás iniciar tu proceso de independencia de manera más satisfactoria. ¿Te has independizado? ¿Qué otros aspectos tienes que tomar en cuenta? ¡Te leemos!

Deja tu comentario