International Student Identity Card

7 planes que deberías considerar hacer mientras seas estudiante

Vivir cosas inesperadas, emocionarse y ponerse nervioso al mismo tiempo; que todo tenga intensidad y preguntarse qué vendrá mañana, pero que en el fondo te de igual, porque aún hay que disfrutar de hoy. Así es la etapa de estudiante.

Dicen que la de estudiante es una de las mejores etapas de nuestra vida. Por eso hay que exprimirla al máximo. Estamos seguros de que dentro de un tiempo estarás deseando tener mil planes que no han sido posibles en estos meses. Desde ISIC te mostramos algunas de las cosas que no puedes dejar de hacer para entonces. Es tu momento.

1. Ir de interrail con tus amigos

Un único billete te permite viajar en tren por Europa sin tener que preocuparte de nada. Es una experiencia única que debes vivir si o sí. Podrás visitar varios países durante un periodo de tiempo determinado. Se trata de toda una aventura a la que sacar el máximo jugo, desde la planificación, pasando por el equipaje, rutas, estaciones, trenes, destinos, alojamiento, y lo más importante, un viaje en el que disfrutar de buena compañía mientras conoces el mundo.

2. Viajar solo, al menos una vez

Viajar solo es algo que nos suele dar miedo, especialmente la primera vez. Sin embargo, nada más lejos de la realidad, se trata de una experiencia en la que sentirte libre, sin un camino marcado que seguir, sin explicaciones, actuando a tu antojo y sobre todo, conociéndote a ti mismo. Entre los mejores destinos para viajar solo encontramos Tailandia, un país en el que encontrarás un montón de viajeros solitarios como tú con los que, si te animas, terminarás haciendo planes. ¿Y qué decir de Argentina? El país mochilero por excelencia. Cada año miles de jóvenes recorren el país entero con su mochila.

3. Aprender un idioma extranjero

Al margen de la importancia de conocer otros idiomas para tu desarrollo laboral futuro, se trata de una experiencia personal enriquecedora. En un mundo como el que vivimos, cada vez más interconectado y en el que la globalización es una parte importante del día a día, aprender otro idioma no solo te facilita la comunicación, sino que derriba todas las fronteras que te alejan de otras culturas y te hace ver las cosas desde otros puntos de vista.

4. Conocer gente nueva, hacer nuevos amigos

Todos tenemos nuestro grupo de amigos, los de siempre, los que tanto queremos y con los que nos hemos acostumbrado a estar tan cómodos. Sin embargo, siempre hay un hueco para conocer gente nueva y permitir que las personas que dejamos entrar en nuestro mundo, nos ayuden a ampliar nuestra visión a la hora de aprender y vivir experiencias.

5. Probar todo tipo de comidas

A veces nos limitamos a lo que nos gusta, a lo que ya conocemos, pero ¿no es hora de abrirse a cosas nuevas? A través del paladar podemos conocer sabores, sensaciones, costumbres e incluso culturas que hasta hoy son desconocidas para nosotros. Se puede conocer mucho del mundo a través de la gastronomía. ¿Sabías que un plato común en Japón es el estofado de larva de avispa? ¿O que en Vietnam se comen huevos embrionados de pato? ¿No has probado aún los caracoles de Borgoña franceses?

6. Arriesgarte a hacer deporte de aventura

¿Nunca te has planteado que el riesgo a veces nos hace sentir vivos? Atrévete a hacer lo que siempre te dio un poco de miedo, sentirás como la adrenalina recorre tu cuerpo y descargarás todas las tensiones que, a veces sin darnos cuenta, vamos acumulando. Si eres de montaña puedes probar con la escalada, sentirás una sensación de lo más gratificante. En cambio, si lo tuyo es el agua, empieza por el buceo, hay infinidad de maravillas para ver bajo el agua. Y si eres de los que les gusta arriesgarse al máximo, lo tuyo es el aire, ¿te atreves con el puenting?

7. Asistir a festivales

Ir de festival es una de las experiencias que todo estudiante debe vivir, no solo una vez, sino todas las que se puedan. Amigos, música y un entorno que incita a divertirse en todo momento. Mantente atento, porque cuando vuelvan a celebrarse los festivales, el ambiente que en ellos se crea, será mucho más especial.

 

Hagas lo que hagas durante tu etapa de estudiante, recuerda que lo más importante es disfrutarla. Sabemos que no todas las situaciones son como nos gustarían, que hay días que nos gustan y otros que no tanto, pero seguro que a todos le podemos sacar algo bueno. Ante todo, sonríe, porque las cosas no tienen que ser perfectas para ser especiales.

Ya te hemos dado varias ideas para exprimir al máximo tu vida como estudiante, y en ISIC te lo damos todo para que disfrutar sea fácil. ¿Aún no conoces nuestros descuentos? ¡Descúbrelos!

Deja tu comentario